Los anticuerpos monoespecíficos son aquellos que reconocen específicamente un único epítopo dentro de un antígeno. Todos los anticuerpos monoclonales, en teoría, son monoespecíficos. Pero, ¿qué ocurre con los anticuerpos policlonales? ¿Puede un anticuerpo policlonal ser monoespecífico? La respuesta es sí.

En esta entrada os contamos cómo se obtienen estos anticuerpos monoespecíficos, así como sus principales características, y hacemos una comparativa frente a los tradicionales anticuerpos policlonales y monoclonales.

¡Allá vamos!

 

Anticuerpos policlonales monoespecíficos

 

Los anticuerpos policlonales se obtienen a partir del suero de animales inmunizados con un determinado antígeno. Si el antígeno que utilizamos para la inmunización es un péptido específico de nuestra proteína diana, y una vez obtenido el antisuero lo purificamos por afinidad frente a ese mismo péptido, el producto que obtenemos es una muestra de anticuerpos monoespecíficos. Así de simple.

Con este procedimiento, obtenemos por tanto un reactivo que presenta características intermedias entre los anticuerpos monoclonales y los policlonales: por un lado, los anticuerpos monoespecíficos mantendrían la alta afinidad por el antígeno que ofrecen los anticuerpos policlonales, dando así robustez a la detección del mismo, y por otro, conseguimos que se aproximen a las características de los anticuerpos monoclonales en cuanto a especificidad se refiere, reduciendo la probabilidad de reactividad cruzada y de resultados falsos positivos.

Es por ello que, en determinados casos, los anticuerpos policlonales monoespecíficos pueden ser una alternativa a los monoclonales, si lo que buscamos es una alta especificidad, pero tenemos por ejemplo una limitación a nivel de presupuesto o de plazos de ejecución de un proyecto.

 

¿Cómo se obtienen los anticuerpos monospecíficos?

 

El proceso de producción de anticuerpos policlonales monoespecíficos es muy similar al del resto de policlonales, con 2 peculiaridades:

  • La inmunización debe llevarse a cabo con un antígeno peptídico
  • Siempre se debe someter el antisuero a un proceso de purificación

El procedimiento se puede resumir en las siguientes etapas:

1.- Diseño y síntesis del péptido y conjugación del mismo a una proteína carrier

2.- Inmunización de los animales

3.- Recolección y titulación del suero

4.- Purificación del antisuero por afinidad frente al péptido

Aunque existen anticuerpos monoespecífico comercialmente disponibles frente a multitud de antígenos, también se puede optar por un servicio de producción de anticuerpos monoespecíficos a medida.

 

Anticuerpos Monoclonales vs Policlonales vs Monoespecíficos

 

Para terminar, en la siguiente tabla resumimos las principales características de cada uno de estos anticuerpos:

comparativa monoclonales vs policlonales vs anticuerpos monoespecíficos

Esperamos que esta entrada haya resuelto algunas de vuestras dudas sobre los anticuerpos monoespecíficos. En caso de estar interesados en adquirir o producir a medida un anticuerpo de estas características, no dudéis en contactar con nosotros y os asesoraremos sin compromiso.

 

Entradas relacionadas:

NEWSLETTER ¡No olvides suscribirte a nuestra newsletter aquí para recibir las actualizaciones semanales de este blog de investigación y anticuerpos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This