A lo largo de las últimas décadas, han surgido numerosos brotes de patógenos de coronavirus de origen zoonótico como MERS-CoV y SARS-CoV, y el conocido recientemente: el coronavirus SARS-CoV-2. La enfermedad asociada a este coronavirus es lo que denominamos COVID-19.

Debido a esta aparición de los distintos brotes anteriores de coronavirus, se ha podido investigar a lo largo del tiempo sobre ellos, pero, sin embargo, no existe todavía ningún medicamento o vacuna, para su tratamiento o prevención.

Los investigadores han encontrado que numerosas características clínicas, genéticas y epidemiológicas de COVID-19, se asemejan a la infección por SARS-CoV. Esto facilita el desarrollo de agentes terapéuticos para tratar o prevenir la infección.

En este sentido, los anticuerpos monoclonales representan una de los principales potenciales terapéuticos para el tratamiento de la enfermedad, como ocurre en la actualidad con otras enfermedades como el cáncer.

Actualmente, la mayoría de esfuerzos se han centrado en la identificación de moléculas antivirales, focalizándose en la proteína espiga, ya que es la mediadora de entrada del virus. Esta proteína tiene capacidad de inducción de la respuesta inmune del huésped y regula la respuesta de los anticuerpos en individuos afectados.

 

Anticuerpos para el estudio y tratamiento del Coronavirus (COVID-19)

Basándonos en la evidencia existente y previa del tratamiento de otras infecciones virales como la gripe, SARS, MERS, e incluso Ébola, la administración del plasma de inmunoglobulinas hiperinmunizadas de pacientes con títulos de anticuerpos, reduce la carga viral y mortalidad de estas enfermedades. Este tipo de anticuerpos pueden aislarse de la sangre del paciente infectado o pueden sintetizarse en el laboratorio.

Las opciones más efectivas de tratamiento del coronavirus, SARS-CoV-2, pueden basarse, entonces, en el uso de medicamentos antivirales de amplio espectro, mediante el uso de moléculas terapéuticas específicas que pueden interrumpir directamente cualquier etapa del ciclo de vida viral o actuar sobre las proteínas receptoras ubicadas en la superficie de la célula huésped, para restringir la unión del virus, bloqueando así su entrada.

Por tanto, esto se puede lograr mediante el uso de:

  • Anticuerpos monoclonales neutralizantes anti-SARS-CoV-2.
  • Anticuerpos anti-ACE2.
  • Anticuerpos monoclonales e inhibidores de la proteasa.
  • Inhibidores de fusión peptídica.

 

Anticuerpos para el estudio y tratamiento del coronavirus dirigido a la proteína espiga

Como hemos comentado, actualmente la mayoría de esfuerzos se centran en la proteína de espiga presente en la membrana viral.

El motivo de unión al receptor, ubicado en el dominio de unión al receptor (RBD) de la proteína espiga, interactúa con el receptor celular y media la unión del virus con las células huésped. De forma similar a lo que se conoce del SARS-CoV, el SARS-CoV-2 utiliza el receptor del huésped, convertidor de angiotensina enzima 2 (ACE2), para su fijación y entrada.

Los anticuerpos monoclonales dirigidos a la proteína espiga en SARS-CoV y MERS-CoV mostraron resultados prometedores in vitro e in vivo, por lo que también podrían ser potencialmente efectivos contra SARS-CoV-2, y por ello se ha convertido en una de las principales dianas terapéuticas hoy en día.

 

Actualmente, en España, 8 centros de investigación han sido seleccionados para participar en una serie de proyectos financiados por la Comisión Europea. Entre ellos se encuentra el Centro Nacional de Biotecnología-CSIC, que está llevando a cabo un proyecto que recibe el nombre de MANCO (Monoclonal Antibodies for Novel Coronavirus), que busca desarrollar anticuerpos monoclonales que actúen frente al coronavirus.

 

 

En este sentido, y teniendo en cuenta las diferentes opciones que existen, en Abyntek ponemos a vuestra disposición una amplia variedad de reactivos para contribuir en vuestros proyectos de investigación de Coronavirus. Podréis encontrar anticuerpos específicos para la detección de 2019-nCov, antígenos recombinantes (proteína N, proteína S, S-RBD, S2 ECD, etc.) y kits ELISA para la detección y cuantificación de antígenos de SARS-CoV-2, entre otros.

VER PRODUCTOS PARA EL ESTUDIO DEL CORONAVIRUS

 

 

Fuente: Shanmugaraj, B., Siriwattananon, K., Wangkanont, K., & Phoolcharoen, W. (2020). Perspectives on monoclonal antibody therapy as potential therapeutic intervention for Coronavirus disease-19 (COVID-19). Asian Pacific journal of allergy and immunology.

 

Entradas relacionadas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This