Las técnicas de Inmunohistoquímica e Inmunocitoquímica utilizan anticuerpos (recuerda esta entrada sobre Anticuerpos para Inmunohistoquímica) para detectar y visualizar la presencia, distribución y localización de una determinada proteína. Aunque son inmunoensayos menos sensibles de lo que pueden ser un Western Blot o un ELISA, permiten la observación de procesos en el contexto de células y tejidos intactos.

Aunque, en ocasiones, los términos se usan indistintamente para referirse a cualquiera de las dos técnicas, en esta entrada te detallamos las principales diferencias entre Inmunohistoquímica e Inmunocitoquímica.

Diferencias entre Inmunohistoquímica e Inmunocitoquímica

 

1.- Tipo de muestra: tejido vs células

Como su propio nombre indica, la inmunohistoquímica (IHC) utiliza secciones de tejido (embebidas en parafina o congelados), mientras que la inmunocitoquímica (ICC) se aplica sobre células intactas (aisladas o en cultivo).

Mientras que la inmunocitoquímica (ICC) se lleva a cabo sobre muestras de células intactas a las que se les ha eliminado toda o la mayor parte de la matriz extracelular, la inmunohistoquímica (IHC) se realiza sobre muestras de tejido biológico donde las células están rodeadas de la correspondiente arquitectura tisular y de otras células presentes en el mismo.

 

2.- Fuente de la muestra

En el caso de la Inmunohistoquímica (IHC), los tejidos obtenidos directamente de los pacientes se preservan mediante congelación o embebiéndolos en parafina, para posteriormente seccionarlos y proceder a la tinción con los anticuerpos. De esta manera, puede visualizarse la localización de los componentes celulares de interés mientras se mantiene intacta la arquitectura del tejido circundante.

En la inmunocitoquímica (ICC), se elimina prácticamente la totalidad de la matriz extracelular y otros componentes del estroma, dejando únicamente las células completas para la tinción. Las células pueden obtenerse de muestras en suspensión (aspirados, frotis sanguíneos, torundas…) o de cultivos celulares obtenidos en el laboratorio.

 

3.- Procesamiento de la muestra

Además de la fuente de la que se obtienen las muestras, la inmunohistoquímica (IHC) y la inmunocitoquímica (ICC) también difieren en el procesado de las mismas. Algunas de las principales diferencias son:

  • Preservación de las muestras

En el caso de la inmunohistoquímica (IHC), las muestras son congeladas o embebidas en parafina para preservar la morfología tisular. Este paso no se produce en la inmunocitoquímica (ICC).

  • Fijación

En la inmunohistoquímica (IHC), el uso de reactivos de fijación como el formaldehido, puede enmascarar determinados epítopos, limitando la unión antígeno-anticuerpo. Para evitarlo, es común utilizar métodos de recuperación de los antígenos para reestablecer la antigenicidad de los tejidos, cosa que no es necesaria en el caso de la inmunocitoquímica (ICC).

Respecto al periodo de fijación al que se someten las muestras, es menor en el caso de la inmunocitoquímica (ICC) que en la inmunohistoquímica (IHC). 

  • Permeabilización

En la inmunocitoquímica (ICC), las células deben ser permeabilizadas para que los anticuerpos puedan acceder a las dianas intracelulares. Sin embargo, en el caso de la inmunohistoquímica (IHC), dependiendo del grosor de las secciones y el método de fijación, las muestras pueden no necesitar pasos adicionales de permeabilización.

 

4.- Método de marcaje: cromogénico vs fluorescente

La interacción antígeno-anticuerpo puede visualizarse mediante detección cromogénica, donde una enzima conjugada a un anticuerpo reacciona con un substrato dando lugar un precipitado de color, o bien mediante detección fluorescente, donde el anticuerpo se conjuga a un fluoróforo que será visible mediante un microscopio de fluorescencia.

Aunque tradicionalmente el método de detección tanto en la inmunohistoquímica (IHC) como en la inmunocitoquímica (ICC) ha sido mediante el uso de reactivos cromogénicos, cada vez está más extendido el uso de la inmunofluorescencia (IF) especialmente en el caso de la inmunocitoquímica (ICC/IF), y cada vez más en la inmunohistoquímica (IHC fluorescente).

 

Aunque los términos se utilizan de manera indistinta en muchas ocasiones, esperamos que esta entrada os haya ayudado a conocer las principales diferencias entre inmunohistoquímica e inmunocitoquímica.

Para terminar os dejamos el link a esta entrada anterior sobre Tips para solucionar problemas en Inmunohistoquímica (IHC), por si os resulta de interés.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This