La azida sódica es un conservante utilizado para inhibir el crecimiento de contaminantes, como bacterias u hongos, y por tanto mantener la vida útil del anticuerpo durante mayor tiempo. Sin embargo, su presencia en estas soluciones de anticuerpos puede afectar su uso en ensayos de cultivo celular ya que es tóxico para las células. También puede interferir con la conjugación de anticuerpos e inhibir la actividad de la enzima peroxidasa de rábano picante (HRP).

Muchos anticuerpos contienen azida sódica, información que podréis encontrar en la ficha técnica del producto. Si el anticuerpo se va a usar para ensayos de cultivo celular o conjugación, se recomienda eliminar la azida sódica de la solución de anticuerpo.

La azida sódica interferirá con cualquier conjugación que involucre un grupo amina. Por ello, debe eliminarse antes de continuar con la conjugación. Después de la conjugación, los anticuerpos se pueden almacenar en azida de sodio si se deseara.

Se pueden realizar alguno de los siguientes 3 métodos para eliminar la azida sódica de vuestra muestra:

 

1. Diálisis

Se puede usar una unidad de diálisis para eliminar la azida sódica de las muestras desde 0,1 ml a 70 ml de volumen.

Es importante tener en cuenta que se producirá cierta pérdida de la proteína durante la transferencia por adherencia a superficies.

Utilizando una membrana semipermeable, debéis tener en cuenta que, el peso molecular de la azida de sodio es de unos 65 Da. Por lo que, habría que utilizar una unidad de diálisis con un límite de entre 12 y 14 kDa. Esto permitirá que la azida pase a través de la membrana, pero el anticuerpo y cualquier proteína presente en el tampón quede retenidos.

Es recomendable que, antes de comenzar el procedimiento, los materiales sean esterilizados y la preparación resultante se maneje asépticamente. Además, debido a que durante el proceso se eliminan los conservantes de los anticuerpos, es importante mantener la muestra en condiciones frías para que no pierda su función.

 

Para realizar este procedimiento, es importante tener en cuenta varios puntos:
  1. Realizar la hidratación de la membrana con un tampón de diálisis correspondiente. Por ejemplo: PBS, TBS o HEPES (rango de pH entre 6–8).
  2. La unidad de diálisis debe contener al menos 1L de tampón (por ml de anticuerpo) contra el cual se va a dializar el anticuerpo. Es recomendable realizar al menos 3 cambios del buffer.
  3. Dializar en el agitador magnético durante al menos 1 hora en cada uno de los cambios. En algunos protocolos se recomiendan incluso entre 3-6 horas

 

  • Ventajas: Se puede realizar con tubos de diálisis para grandes cantidades o mediante centrifugación para muestras pequeñas.
  • Desventajas: La desventaja más significativa es que se trata de un proceso que requiere mucho tiempo. Además, se puede producir cierta pérdida de proteínas durante la transferencia por adherencia a las superficies.

 

2. Kits de purificación de anticuerpos

Este método consiste en el uso de una columna que permite que las moléculas de bajo peso molecular pasen a través de la membrana. Utilizando una microcentrífuga, la membrana atrapa el anticuerpo, que se eluirá después mediante el uso de un buffer.

 

  • Ventajas: Los kits están disponibles fácilmente de manera comercial. Método sencillo siguiendo las indicaciones del fabricante.
  • Desventajas: Se puede producir cierta pérdida de proteínas durante la transferencia por adherencia a las superficies.

Podéis contactar con nosotros para obtener información sobre nuestros kits de purificación de anticuerpos.

 

3. Desalinización

Este procedimiento es adecuado para volúmenes más pequeños (1 a 3 ml). Las resinas desaladoras están formados por partículas pequeñas con diferentes tamaños de poro que realizan una exclusión por tamaño.

Esta exclusión por tamaño es un método que se utiliza para separar moléculas en solución por su peso molecular. Las partículas de peso molecular variable eluirán a velocidades diferentes.

Por ejemplo, un sistema de columna Sephadex G25 o equivalente, permitirá eliminar la azida sódica de forma efectiva de una muestra de anticuerpos.

Para esta técnica, se recomienda seguir las instrucciones de uso de la columna según el fabricante. El anticuerpo se encontrará finalmente en el producto eluido, ubicado en el tubo de recolección.

 

  • Ventajas: Las columnas de centrifugado Sephadex pre empaquetadas están disponibles fácilmente y se pueden usar para este procedimiento.
  • Desventajas: Se puede producir cierta pérdida de proteínas durante la transferencia por adherencia a las superficies.

 

 

 

Además, otra técnica recientemente estudiada es el tratamiento de la solución de azida sódica mediante un proceso heterogéneo de Fenton en presencia de laterita natural como catalizador. Los resultados experimentales demostraron que la laterita era una alternativa adecuada para las sales ferrosas típicas: Khataee, A. y Pakdehi, SG (2014). Eliminación de azida de sodio de una solución acuosa mediante un proceso similar al de Fenton utilizando laterita natural como catalizador heterogéneo: modelado cinético basado en análisis de regresión no lineal . Revista del Instituto de Ingenieros Químicos de Taiwán45, 2664-2672. https://doi.org/10.1016/j.jtice.2014.08.007

 

 

En el caso de que no tengáis tiempo para realizar este tipo de procedimientos, también tenemos anticuerpos libres de azida sódica, podéis consultar el catálogo con este tipo de productos en este enlace.

 

Enlaces relacionados:

 

NEWSLETTER ¡No olvides suscribirte a nuestra newsletter aquí para recibir las actualizaciones semanales de este blog de investigación y anticuerpos! 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This