La precipitación de DNA con etanol o isopropanol es una técnica utilizada con frecuencia en el laboratorio para concentrar y desalinizar preparaciones de ácidos nucleicos en soluciones acuosas.

En esta entrada resumiremos las diferencias en la precipitación de DNA con etanol e isopropanol para analizar los pros y contras de cada método y poder seleccionar la mejor opción en cada caso.

Diferencias entre la precipitación de DNA con etanol e isopropanol

1.- Solubilidad del DNA

El DNA es menos soluble en isopropanol, por lo que al usar este solvente precipitará antes y a una menor concentración, aunque con el inconveniente de que las sales también precipitarán al mismo tiempo. El DNA precipita a una concentración final de 35% de isopropanol y 0,5M de sal.

Por el contrario, si realizamos una precipitación de DNA con etanol, al ser mucho más soluble en este medio, el DNA deberá estar a una mayor concentración para que tienda a precipitar, aunque con la ventaja de que las sales permanecerán solubles incluso a bajas temperaturas. El DNA precipita a una concentración final de 75% de etanol y 0,5M de sal.

2.- Volumen de muestra

Para precipitar DNA a partir de pequeños volúmenes de muestra, se recomienda hacer la extracción en frío para poder recuperar la mayor cantidad de DNA posible, y por lo tanto, el solvente de elección en este caso sería el etanol, para evitar la co-precipitación de las sales.

Por el contrario, para la extracción de DNA a partir de grandes volúmenes de muestra, el solvente recomendado es el isopropanol, ya que en este caso el solvente deberá usarse en menor cantidad. Para reducir al máximo la co-precipitación de las sales, la precipitación con isopropanol debe llevarse a cabo a temperatura ambiente con tiempos de incubación lo más reducidos posibles.

En el caso de que se precise incrementar el rendimiento, se optará por incrementar dichos tiempos de incubación en vez de proceder a enfriar la muestra. Una vez obtenido el pellet de DNA, este debe lavarse con etanol al 70% para eliminar el exceso de sal.

¿Cuándo realizar la precipitación de DNA con etanol o con isopropanol?

Precipitación con etanol cuando:

  • Disponemos de muestras de pequeño volumen.
  • Disponemos de muestras de DNA muy concentradas.
  • Necesitamos almacenar la muestra durante un largo periodo de tiempo en frío.

Precipitación con isopropanol cuando:

  • Disponemos de mayor volumen de muestra.
  • Disponemos de muestras de DNA a baja concentración.
  • Queramos acelerar la precipitación a temperatura ambiente.

 

Entradas relacionadas que quizá te interesen:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Pin It on Pinterest

Share This