Los anticuerpos policlonales son mezclas heterogéneas y complejas de inmunoglobulinas producidas por distintas células B, que reconocen diferentes epítopos dentro de un mismo antígeno.

Estas características confieren a los anticuerpos policlonales algunas virtudes frente a los monoclonales en determinadas aplicaciones, técnicas y/o ensayos.

En esta entrada recopilamos 3 ventajas de los anticuerpos policlonales que los convierten en los reactivos de elección en determinadas situaciones.

 

3 Ventajas de los Anticuerpos Policlonales

 

1.- Producción

Respecto al método de producción, los anticuerpos policlonales presentan las siguientes ventajas frente a los monoclonales:

  • La producción es mucho más rápida, pudiendo obtener anticuerpos policlonales purificados y listos para su uso en tan solo 45 días.
  • El sistema de producción no es costoso.
  • El método de producción es menos complejo.
  • Pueden generarse en una gran variedad de animales huésped (Puedes ampliar la información en esta entrada sobre Especies para la producción de anticuerpos, ¿cuál es mejor?).

2.- Sensibilidad, afinidad y robustez

Al reconocer múltiples epítopos de un mismo antígeno, los anticuerpos policlonales ofrecen una mayor sensibilidad, afinidad y robustez que los monoclonales:

  • Afinidad

La unión a varios epítopos hace que la afinidad frente a la diana es mayor, y esto generalmente implica una unión más rápida al antígeno, lo que supone una gran ventaja en los ensayos como la inmunoprecipitación que requieren una captura rápida de la proteína.

  • Sensibilidad

El reconocimiento de múltiples epítopos también resulta en un aumento de la sensibilidad al amplificar la señal, favoreciendo la detección de proteínas presentes en bajas cantidades.

  • Robustez

En el caso de variaciones leves en epítopos individuales como consecuencia de polimorfismos, desnaturalización o cambios conformacionales, los resultados obtenidos con anticuerpos policlonales serán más robustos por su capacidad de unión a distintos epítopos de un mismo antígeno.

3.- Estabilidad

En general, los anticuerpos policlonales resultan más estables que los monoclonales y, por lo tanto, más fáciles de almacenar porque:

  • Toleran mejor los cambios de buffer, pH y temperatura.
  • Debido a la diversidad biofísica en cuanto a cargas e hidrofobicidad que ofrecen los anticuerpos policlonales, estos presentan una mayor estabilidad frente a fenómenos que podrían dar lugar a precipitación o inactivación en el caso de los anticuerpos monoclonales.

 

En conclusión, las ventajas de los anticuerpos policlonales se pueden resumir en que resultan más fáciles de producir y almacenar, y ofrecen múltiples utilidades frente a los anticuerpos monoclonales gracias a su capacidad de reconocer diversos epítopos de un mismo antígeno.

Entradas relacionadas:

NEWSLETTER ¡No olvides suscribirte a nuestra newsletter aquí para recibir las actualizaciones semanales de este blog de investigación y anticuerpos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This