Debido a su alta especificidad y selectividad, los anticuerpos se han convertido en una herramienta bioquímica de gran trascendencia en multitud de aplicaciones en el ámbito de la biomedicina y otros campos.

En esta entrada recopilamos las principales 5 aplicaciones de los anticuerpos monoclonales.

 

5 Aplicaciones de los Anticuerpos Monoclonales

 

1.- Aplicaciones de los anticuerpos monoclonales en investigación biomédica

La alta especificidad y sensibilidad de los anticuerpos confiere a estos agentes una gran utilidad como reactivos de investigación biomédica para la identificación, caracterización, cuantificación o purificación de distintas moléculas, así como para bloquear mecanismos celulares o marcar células.

Algunas de las técnicas en las que se utilizan anticuerpos incluyen:

 

2.- Aplicaciones de los anticuerpos monoclonales en diagnóstico clínico

Los anticuerpos monoclonales también se han convertido en componentes fundamentales en multitud de ensayos de diagnóstico para la detección de infecciones, identificación de alergias, cuantificación de hormonas e identificación de biomarcadores, entre otros.

  • Diagnóstico mediante análisis bioquímico

Los anticuerpos monoclonales se utilizan como reactivos en test de diagnóstico basados en técnicas como ELISA, RIA o flujo lateral.

Algunas de las aplicaciones más conocidas incluyen la detección de embarazo, la identificación de desórdenes hormonales o la detección de marcadores tumorales.

  • Diagnóstico por imagen

Los anticuerpos monoclonales también se pueden marcar y administrar por vía intravenosa para localizar sitios específicos que posteriormente serán detectados por radiactividad.

Algunas de estas aplicaciones incluyen el diagnóstico de enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer e infecciones bacterianas.

 

3.- Aplicaciones de los anticuerpos monoclonales en terapia

Los anticuerpos monoclonales también se utilizan en el tratamiento y monitorización de distintas enfermedades. Estas aplicaciones se dividen en dos grandes grupos:

  • Agentes terapéuticos:
    • Administración de anticuerpos para inducir inmunidad pasiva en casos de inmunodeficiencias
    • Anticuerpos contra dianas específicas de determinadas enfermedades como esclerosis múltiple, artritis reumatoide o distintos tipos de cáncer como el colorrectal o el cáncer de mama.

 

  • Agentes de señalización o marcaje

Los anticuerpos monoclonales pueden conjugarse a distintas moléculas como toxinas, fármacos o radioisótopos para que estas sean transportadas selectivamente al tejido diana, incrementando así su eficacia al tiempo que se reduce su toxicidad.

 

4.- Aplicaciones industriales de los anticuerpos monoclonales

Los anticuerpos monoclonales se han convertido en una herramienta indispensable a la hora de purificar proteínas obtenidas a gran escala mediante técnicas de ingeniería genética, para su posterior uso terapéutico. Se utilizan para purificar proteínas terapéuticas como el interferón, la insulina o la hormona de crecimiento, entre otras.

También se pueden purificar mediante el uso de anticuerpos monoclonales las vacunas obtenidas por ingeniería genéticas frente a distintos antígenos virales o bacterianos.

Por otro lado, en el campo de la industria alimentaria, los anticuerpos juegan también un papel crítico en el área de la seguridad alimentaria y la trazabilidad de los alimentos, mediante el empleo de técnicas como ELISA o Western Blot o el uso de biosensores.

 

5.- Otras aplicaciones de los anticuerpos monoclonales

Entre las aplicaciones más recientes de los anticuerpos monoclonales podemos encontrar las siguientes:

  • Anticuerpos monoclonales catalíticos

También conocidos como Catmabs o Abzimas, presentan actividad catalítica similar a la de las enzimas, con la ventaja de que mientras las enzimas y sus funciones catalíticas son limitadas, los anticuerpos pueden generarse prácticamente frente a cualquier antígeno de interés.

 

  • Huella dactilar de autoanticuerpos

Se trata de una nueva categoría de autoanticuerpos no relacionados con enfermedades y específicos de cada individuo, conformando una “huella dactilar de autoanticuerpos” que puede servir para la identificación de personas en medicina forense.

 

¿Te ayudamos a encontrar los anticuerpos, proteínas o kits Elisa que necesitas?

Prueba gratis nuestro servicio

 

Entradas relacionadas:

NEWSLETTER ¡No olvides suscribirte a nuestra newsletter aquí para recibir las actualizaciones semanales de este blog de investigación y anticuerpos!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This