Los péptidos sintéticos y las proteínas recombinantes son biorreactivos de uso común en los laboratorios de investigación, por su potencial aplicación en distintas técnicas.

La principal diferencia reside en que mientras que las proteínas recombinantes se producen por técnicas de DNA recombinante, los péptidos sintéticos se obtienen por procesos de síntesis química. Pero más allá de esto, existen otras disparidades que pueden hacer más recomendable el uso de unos o de otras en función de distintos factores.

En esta entrada resumimos las principales diferencias entre péptidos sintéticos y proteínas recombinantes que nos permitirán valorar las ventajas e inconvenientes del uso de cada uno de ellos.

5 Diferencias entre péptidos sintéticos y proteínas recombinantes

1.- Tamaño

Mientras que en el caso de las proteínas recombinantes es posible la expresión de fragmentos o proteínas completas, para los péptidos sintéticos el tamaño máximo que permite la síntesis química es de unos 40-50 aminoácidos.

2.- Modificaciones postraduccionales

Las modificaciones postraduccionales susceptibles de añadirse a los péptidos sintéticos son más limitadas, siendo las más frecuentes las fosforilaciones, acetilaciones y diversos marcajes o conjugaciones. Algunas modificaciones como las glicosilaciones o la formación de puentes disulfuro son difíciles de obtener de manera sintética.

Sin embargo, en el caso de las proteínas recombinantes, los distintos sistemas de expresión disponibles para su obtención permiten la incorporación de la mayoría de modificaciones postraduccionales que sufren las proteínas in vivo.

Os recordamos esta entrada sobre Modificaciones postraduccionales de proteínas y sistemas de expresión donde podéis ampliar la información al respecto.

3.- Estructura

Aunque los péptidos sintéticos tienen la ventaja de que pueden ser generados como copias exactas de un determinado fragmento de una proteína en cuanto a secuencia se refiere, no ocurre lo mismo con la estructura tridimensional.

Por lo tanto, en aquellas aplicaciones en la que la estructura secundaria o terciaria sean críticas, sería más apropiado el uso de proteínas recombinantes.

4.- Tiempo de producción

Los tiempos de producción generalmente son más cortos en el caso de los péptidos sintéticos que en las proteínas recombinantes.

Mientras que un péptido sencillo se puede obtener en pocas semanas, la producción de una proteína recombinante, dependiendo del sistema de expresión que se emplee, puede llevar entre uno y varios meses.

5.- Coste

Como norma general, la síntesis de un péptido suele ser menos costosa en términos económicos que la expresión recombinante de una proteína, por lo que los péptidos suelen ser de elección en aquellas aplicaciones que requieran secuencias cortas, sin modificaciones postraduccionales complejas.

Si necesitas péptidos sintéticos o proteínas recombinantes para tu investigación, ¡no dudes en consultarnos!

Entradas relacionadas:

NEWSLETTER ¡No olvides suscribirte a nuestra newsletter aquí para recibir las actualizaciones semanales de este blog de investigación y anticuerpos! 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This