Las pipetas son instrumentos fundamentales para medir y dispensar reactivos de manera precisa. Pero esa precisión no sirve de mucho si las mediciones no se hacen con exactitud.

Ciertos errores frecuentes al pipetear pueden incidir directamente en esa exactitud y lastrar la reproducibilidad de los ensayos.

En esta entrada os contamos cuales son esos errores frecuentes al pipetear y cómo podemos evitarlos.

Errores frecuentes al pipetear y cómo evitarlos.

Error #1: No valorar la viscosidad de la muestra

Es importante reparar en las propiedades físicas de la muestra, ya que estas afectan directamente al volumen dispensado. En el caso de muestras densas que contengan moléculas grandes y viscosas, tienden a adherirse a la superficie de la punta, dispensándose de manera más lenta. Y al contrario, las muestras que contengan por ejemplo etanol, resultando menos viscosas y más volátiles, se dispensarán con mayor rapidez y tenderán a evaporarse.

Algunas de las formas de minimizar estos efectos son mediante el uso de puntas de pipeta de retención ultra baja, que contienen un aditivo plástico hidrofóbico que evita que el líquido se adhiera al interior de la punta, o mediante el pipeteo inverso.

 

Error #2: Dispensar los reactivos líquidos demasiado deprisa

Pipetear demasiado deprisa incrementa la probabilidad de cometer errores a la hora de dispensar los volúmenes correctos, además de favorecer la contaminación de las pipetas, entre otros.

 

Error #3: Pipetear distintas muestras con la misma punta

Si se usa la misma punta para extraer y dispensar una muestra y después pipetear inmediatamente otra muestra sin cambiarla, se puede inducir una contaminación de las muestras.

 

Error #4: No realizar un mantenimiento adecuado de las pipetas

Las pipetas pueden dar lugar a error en la medición de los volúmenes o provocar contaminaciones si no se mantienen correctamente.

La limpieza diaria con etanol al 70% resulta imprescindible, así como el uso de distintas pipetas para ensayos generales y para ensayos más específicos como aquellos que requieren entornos libres de RNAsas.

 

Error #5: No calibrar las pipetas en los plazos establecidos

Se recomienda calibrar las pipetas al menos una vez al año, e idealmente cada 3 meses, para asegurar que las mediciones que se hagan con ellas resulten precisas.

 

Error #6: Pipetear desde un ángulo incorrecto

Los ángulos correctos para pipetear son de 90º para aspirar y 45º para dispensar.

 

Error #7: Aspirar aire

Aunque parezca simple, es un error habitual al que hay que prestar atención, ya que además de pipetear un volumen inexacto, al aspirar aire el líquido puede introducirse en el cuello de la pipeta.

 

Error #8: Sumergir excesivamente la punta de la pipeta al aspirar la muestra

El líquido debe aspirarse de la superficie de la muestra, con cuidado de no aspirar aire. Como referencia, las pipetas de 1-5mL deben introducirse unos 5-6mm por debajo del menisco, mientras que las pipetas de volúmenes menores se introducirán únicamente unos 2-3mm.

 

Error #9: Guardar las pipetas en posición horizontal

Las pipetas deben guardarse en posición vertical, preferiblemente en soportes especialmente diseñados para ellas. De esta manera se evita que los líquidos que puedan haber entrado al cuello de la pipeta escalen y causen fenómenos de contaminación y/o corrosión.

 

Error #10: No utilizar las puntas adecuadas

El tamaño de las puntas debe adecuarse a cada pipeta concreta para asegurar la precisión y exactitud de las medidas, y evitar contaminaciones.  Si las puntas no se ajustan correctamente, el aire puede escapar al aspirar y dispensar la muestra líquida, dando lugar a resultados imprecisos.

 

Error #11: No humedecer previamente las puntas

Al sumergir las puntas aumenta la humedad dentro de las mismas, minimizando así la evaporación de la solución. Esta práctica suele recomendarse para volúmenes superiores a 10uL.

 

Error #12: No tener en cuenta la temperatura ambiente y/o la temperatura de la muestra

La calibración de las pipetas suele hacerse a temperatura ambiente, de modo que si se trabaja a temperaturas sensiblemente inferiores o superiores, la medición no será precisa.

La temperatura de las muestras también puede ocasionar que los volúmenes dispensados varíen.

 

Error #13: Aplicar la técnica de pipeteo de manera incorrecta

Las principales reglas para pipetear correctamente pueden resumirse en:

  • Pipetear despacio y con suavidad
  • Mantener la pipeta en posición vertical al aspirar la muestra
  • Sumergir la punta ligeramente en la muestra al aspirar
  • Dispensar el líquido sobre la pared lateral o sobre el líquido en un ángulo de 45º

 

Esperamos que esta entrada sobre errores frecuentes al pipetear os haya resultado de utilidad. Por aquí os dejamos también algunas entradas relacionadas que os pueden interesar:

NEWSLETTER ¡No olvides suscribirte a nuestra newsletter aquí para recibir las actualizaciones semanales de este blog de investigación y anticuerpos!

Pin It on Pinterest

Share This