La búsqueda y desarrollo de un tratamiento preventivo para el coronavirus (SARS-CoV-2) es uno de los principales retos a los que se enfrenta la ciencia a nivel mundial.

En la actualidad, hay más de 100 vacunas, antivirales y otros tratamientos frente al Coronavirus en desarrollo y en distintas fases de ensayos clínicos.

A continuación, os dejamos un listado a fecha actual de las principales vacunas, antivirales y otros tratamientos frente al Coronavirus y los últimos datos que se tienen de los mismos:

Vacunas frente al Coronavirus

Existen numerosas formas de generar las vacunas que proporcionan cierto grado de inmunidad a la población y que ayudan en la prevención del contagio por coronavirus. Entre las que se están desarrollando en la actualidad destacan:

ChAdOx1 nCov-19:

Desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca Plc. Se desarrolla a partir de un virus inocuo que se ha modificado genéticamente para que tenga lugar la producción de proteína S de superficie del SARS-CoV-2.

Actualmente, se está probando en humanos y se estima que podría llegar a fases avanzadas de los ensayos clínicos para mediados de año.

Ad5-nCoV:

Creada por CanSino Biologics Inc y el ejercito de China. Han realizado una mutación del virus que provoca una replicación defectuosa del mismo.

En abril se realizó el primer estudio de seguridad de esta vacuna y la compañía sigue avanzando en el desarrollo de la misma para mejorar su eficacia y seguridad.

ARNm-1273:

Esta vacuna desarrollada por Moderna Inc., utiliza ARN mensajero (ARNm) que estimula la producción de la proteína S del virus, que actuaría como un antígeno, dando lugar a la producción de anticuerpos.

Se ha probado en un pequeño estudio con individuos sanos, y se ha comprobado que genera cierta respuesta en el sistema inmune de los huéspedes, sin importantes efectos sobre la seguridad.

La previsión es que en julio comience la tercera fase con un gran número de individuos sanos, mientras a su vez, se realiza otra prueba donde ajustar la dosificación de la vacuna.

Otras empresas como Sanofi, BioNTech SE, Pfizer Inc. o el Colegio Imperial de Londrés también están desarrollando vacunas basadas en el ARNm.

NVX-CoV2373:

Llevada a cabo por Novavax, se basa en la tecnología de nanopartículas (tecnología patentada por la empresa) y buscan la generación de anticuerpos que bloqueen la proteína S que utiliza el virus para infectar al huésped.

Son vacunas que se toleran de forma adecuada y que estimulan una respuesta inmune potente no específica y duradera, que previene infecciones respiratorias como la gripe en adultos, SARS y MERS.

Esta vacuna frente al coronavirus, ha tenido una fuerte respuesta en las pruebas realizadas con animales. Se espera poder empezar a obtener resultados de los ensayos en humanos a partir de julio.

INO-4800:

La vacuna experimental de Inovio Pharmaceuticals Inc. utiliza ADN del gen S presente en la superficie del coronavirus para activar el sistema inmunitario del paciente.

Otras empresas como Sanofi y GlaxoSmithKline Plc están desarrollando una vacuna de proteína viral, basándose en informaciones anteriores del virus del SARS y en la tecnología utilizada en la vacuna de la gripe creada por ellos anteriormente.

Los ensayos en humanos están previstos para la segunda mitad de este año.

OTRAS VACUNAS

Compañías como China National Biotec Group Co. o Sinovac Biotech Ltd están generando la vacuna con el virus desactivado o atenuado, para ayudar al cuerpo a producir anticuerpos contra el mismo, sin riesgo de infección.

En este sentido, se está llevando a cabo la investigación en España de Luis Enjuanes e Isabel Solá, que busca desarrollar una vacuna del virus atenuado, dando lugar a la creación de una copia alterada del virus que es incapaz de producir la enfermedad pero que sirve para la activación de nuestras defensas.

Otras vacunas se basan en el uso de adenovirus como vectores. Este tipo de vacunas tiene grandes ventajas como una baja toxicidad, provoca la respuesta de células T y genera inmunidad en las mucosas respiratorias.

Antivirales frente a Coronavirus

Los medicamentos antivirales no eliminan el virus, sino que limitan la producción de nuevos virus en las células huésped, es decir, evitan la replicación del virus y su infección a las células sanas. Para la mayoría de personas, este tipo de tratamientos acorta la duración de la enfermedad y disminuye las complicaciones. Este tipo de antivirales frente al coronavirus pueden incluir desde el desarrollo de nuevas terapias biotecnológicas hasta el uso de otros antivirales ya utilizados para otro tipo de enfermedades. Entre los antivirales que se están probando en la actualidad para el tratamiento del coronavirus destacan:

Remdesivir:

Se desarrollo como medicamento contra el ébola, pero en los ensayos clínicos que se realizaron no obtuvo mucho éxito. En el caso del coronavirus, basándose en una investigación previa del virus del MERS, se ha podido comprobar que aquellos pacientes a los que se les administra Remdesivir, tienen una recuperación más rápida.

Este medicamento está dirigido contra el ARN y detiene la replicación del SARS-CoV2.

Hidroxicloroquina o cloroquina:

Se trata de medicamentos genéricos antipalúdicos, fabricados por numerosas compañías farmacéuticas. Fueron generados para la prevención y/o cura de la malaria y para el tratamiento de algunas enfermedades autoinmunes como el lupus.

Se ha probado que tienen una alta eficacia en pruebas de laboratorio, pero en ensayos humanos se ha visto que puede provocar numerosos efectos secundarios, que pueden dar lugar a problemas cardiacos.

Plasma convaleciente (TAK-888):

En la actualidad, empresas como Takeda, están estudiando si el plasma sanguíneo o suero convaleciente de pacientes recuperados de COVID-19, es decir, que ha desarrollado anticuerpos contra la enfermedad, puede usarse como tratamiento.

Anticuerpos monoclonales contra COVID-19:

Estos anticuerpos pueden imitar la respuesta inmune de los pacientes, e intervenir en los procesos de infección que lleva a cabo el virus, por ejemplo, bloqueando la proteína S o en procesos de inflamación. Este tipo de tratamiento se lleva a cabo cada vez de forma más habitual en forma de terapia dirigida en ciertas enfermedades como el cáncer. Entre estos anticuerpos se encuentran Tocilizumab y Sarilumab.

Favipiravir:

Es un medicamento que también se dirige contra el ARN viral para detener la infección del virus. Hasta ahora, se había utilizado como tratamiento de la gripe.

Kaletra:

Se trata de una combinación de dos medicamentos: Lopinavir y Ritonavir, utilizados para el tratamiento del VIH. Estos fármacos funcionan como inhibidores de proteasas, proteínas virales clave en la infección.

Según algunos ensayos clínicos, se ha comprobado que, en combinación con otros fármacos, puede ayudar en la recuperación del paciente.

Otros antivirales:
  • Actualmente se están llevando a cabo ciertos ensayos clínicos donde se estudia el tratamiento con células madre en pacientes con síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA).
  • Otras empresas están utilizando mecanismos de ingeniería genética con técnicas como CRISPR para encontrar targets en los anticuerpos para el tratamiento de la enfermedad.

Otros tratamientos frente al coronavirus

Este tipo de tratamientos ayudan a mitigar los efectos que produce la enfermedad, pero no actúan en la prevención ni la infección del virus. Entre ellos destacan:

Kevzara:

Se trata de un medicamento dirigido a los efectos producidos por la tormenta de citoquinas, concretamente contra la vía conocida como interleucina-6 o IL-6, que puede afectar en el proceso de inflamación.

Actemra (solo o en combinación con el medicamento contra la gripe Avigan):

Del mismo modo que el anterior, es un medicamento dirigido contra IL-6. Hasta la actualidad se había utilizado para el tratamiento de la artritis reumatoide.

Baricitinib:

Pertenece a los medicamentos conocidos como inhibidores de la quinasa Janus o inhibidores de JAK, y también se utiliza para el tratamiento de la artritis y enfermedades inflamatorias.

Jakavi:

Del mismo modo que el Baricitinib, funcionan como inhibidores de JAK, que actúan contra la inflamación y evitan la proliferación celular.

Este tipo de tratamientos funcionan como supresores inmunes en caso de que se produzca una respuesta desproporcionada del sistema inmunitario que da lugar a la tormenta de citoquinas.

Para el desarrollo de este tipo de vacunas, antivirales y otros tratamientos frente al Coronavirus, desde Abyntek ponemos a tu disposición anticuerpos, proteínas y kits para tu investigación.

Entradas relacionadas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This