Aunque tradicionalmente la especie por excelencia para la obtención de anticuerpos monoclonales ha sido el ratón, los anticuerpos monoclonales de conejo son una alternativa en auge que está ganando cada vez más terreno entre la comunidad científica.

¿Sabes por qué? En esta entrada te contamos las ventajas que ofrecen los anticuerpos monoclonales de conejo frente a los generados en ratón, y los casos en los que está recomendado su uso.

Ventajas de los anticuerpos monoclonales de conejo

  • En aquellos casos en los que se pretenda utilizar como antígeno una proteína de ratón o cuando la proteína diana esté altamente conservada entre el organismo de origen y el ratón, la capacidad para despertar una respuesta inmune en el mismo tras la inmunización es muy baja. Es por ello que los anticuerpos monoclonales de conejo suponen una buena alternativa cuando se trata de este tipo de proteínas.

 

  • Los conejos, a diferencia de los ratones, tienen la capacidad de generar una mayor respuesta inmune frente a epítopos de pequeño tamaño. Por lo tanto, los anticuerpos monoclonales de conejo resultan idóneos cuando se busca el reconocimiento específico de modificaciones postraduccionales (por ejemplo anticuerpos fosfoespecíficos), moléculas de pequeño tamaño (toxinas, hormonas, etc.) o pequeñas moléculas no proteicas (por ejemplo carbohidratos).

 

  • Otra ventaja que presentan los conejos para la producción de anticuerpos monoclonales, es su capacidad para generar un mayor rango de anticuerpos de alta afinidad (puede llegar a ser entre 10-100 veces mayor que la afinidad de los anticuerpos monoclonales de ratón),  y con mayor especificidad, lo que permite utilizar mayores diluciones de trabajo.

 

¿Cuándo se recomienda el uso de anticuerpos monoclonales de conejo?

  • Cuando se busca el reconocimiento de nuevos epítopos.
  • Para discernir pequeñas variaciones estructurales entre dos antígenos.
  • Para detectar modificaciones postraduccionales.
  • Para la realización de ensayos de inmunohistoquímica (IHC) con bajo ruido de fondo, así como para inmunofluorescencia y citometría de flujo.
  • Cuando el anticuerpo vaya a ser utilizado con proteínas y tejidos de ratón, para evitar reacciones cruzadas y ruido de fondo producido por anticuerpos secundarios anti-ratón.

 

En conclusión, los anticuerpos monoclonales de conejo aúnan por un lado las ventajas de los anticuerpos monoclonales en cuanto a especificidad y reproducibilidad, y por otro las que ofrecen las características propias del sistema inmune de los conejos en cuanto a su mayor capacidad de reconocimiento antigénico y la generación de anticuerpos de mayor afinidad.

No dudes en contactar con nosotros para consultar los anticuerpos monoclonales de conejo disponibles en nuestro catálogo, así como para la generación de anticuerpos monoclonales de conejo a medida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Pin It on Pinterest

Share This